Cómo comprar mochilas infantiles y evitar disgustos

       

Cómo comprar mochilas infantiles y evitar disgustos

Cuando vayas a comprar mochilas infantiles tienes que ir con los cinco sentidos. Es más importante de lo que parece.

No basta con ir a una tienda y elegir el personaje favorito de los peques de la casa.

No todo es estética, aunque también es importante, claro.

Piensa que los niños llevan cada día sus mochilas infantiles al colegio, de excursión o a su entrenamiento deportivo.

Por tanto, además del diseño debes prestar mucha atención a su calidad, durabilidad y resistencia. No es un producto más. Es un producto con el que van a convivir buena parte del año.

En este post nos hemos propuesto darte algunos consejos para que compres mochilas infantiles como es debido. Y sin más demora, vamos a empezar.

El tamaño de las mochilas infantiles

El tamaño sí que importa. Y más de lo que te piensas. El tamaño de las mochilas infantiles ha de ir en consonancia con la altura de los niños.

Las mochilas para el colegio perfectas son aquellas que miden lo mismo que su torso. También debes comprobar que esté pegada a su zona lumbar, es decir, entre las caderas. Es un error en el que caen muchos padres y madres. Pensar que cuanto más grande, mejor, más cómoda. Cuando vayas a comprarla no olvides comprobar que la mochila no supere la cintura del menor.  

¿Cómo debes ser entonces la mochila ideal? Pues ésta debería empezar a la altura de los hombros y que se apoye bien en la zona lumbar y que finalice cinco centímetros antes de la cintura. Si supera la cintura es demasiado grande y no la va a llevar con comodidad.

¿Sabes qué puedes hacer antes de comprarla? Llevar algunos libros que necesite y ver si caben a la perfección, según los criterios que te acabamos de dar. Esto es lo mejor que puedes hacer antes de dar por finalizada la compra de una mochila escolar.

El peso de las mochilas infantiles

Entramos en un asunto muy delicado y al que hay que prestarle la máxima atención. Nos estamos refiriendo al peso que debe llevar el niño cuando se cuelga a la espalda una mochila. Es un tema en el que solicitamos la máxima atención tanto a profesores como padres.

Lo que está más que claro y así lo han demostrado un montón de estudios de los colegios de Fisioterapia que indica que el peso de la mochila del niño no debe sobrepasar jamás el 10% de su peso. Esto es. Si un niño pesa 40 kilos no debe llevar más de 4 kilos. Y esto no se cumple en la mayoría de las ocasiones.

Y lo decimos porque según un estudio elaborado por la Universidad CEU San Pablo de Madrid afirma que más del 80 por ciento de nuestros escolares llevan un peso superior. Este es un dato que también contradice las recomendaciones de instituciones tan prestigiosas como la Organización Mundial de la Salud.

¿Qué puede pasar si se excede el peso? Pues que pueden sobrevenir los dolores de espalda y lumbares.

Por eso decimos que hay que concienciar a padres y profesores. No es necesario que los niños vayan de aquí para allá cargados como mulas. Y los padres deberían pesar las mochilas antes de que se las llevaran al colegio.

¿Y si se utilizan mochilas infantiles con ruedas?

Llegados a este punto te puedes estar planteando la posibilidad de comprar una mochila escolar con ruedas para evitar estos peligros. Pero, ¿realmente se evitan?

Pues es relativo. Es cierto que los peques no llevan peso en la espalda pero están obligados a arrastrarlas. Pero aquí llega otro problema. Si el niño deja atrás la mochila lo que está haciendo es forzar una postura inclinada e impulsar un solo brazo y puede provocarle otro tipo de dolencias en el brazo que arrastra.

Otra cosa sería que los niños llevaran este tipo de mochilas con dos brazos y además que la arrastraran hacia adelante y se evitarían estos problemas. Sin embargo, este tipo de mochilas no se suelen ver en ningún sitio.

Además, muchos fisioterapuetas también afirman que aunque se arrastren su peso tampoco debería sobrepasar el diez por ciento de su peso.

Sobre asas y correas

Vamos ya sobre el último apartado que queremos comentar sobe las mochilas para los niños. Nos vamos a referir a las asas y las correas. Hay que procurar que estos dos elementos sean acolchados y que sean anchos para que las lleven con total comodidad.

También hemos de ser conscientes de ajustar las mochilas a la altura del niño y que no les cuelguen por debajo de la cintura para evitar que la espalda se curve.

Si optas por mochilas escolares con ruedas hay que procurar que éstas sean de la máxima calidad y que deslicen sin prácticamente fricción para evitar esas posturas de las que antes hemos hablado.

Y la estética, claro

Y la estética, claro. Como te hemos dicho al principio de este post la estética o el diseño es lo último que has de mirar a la hora de comprar mochilas infantiles. Bien es cierto que también es importante, sobre todo para ellos porque seguro que se han encaprichado con su equipo de fútbol preferido o su cantante o algún personaje de cómic.

Sólo si cumple con todos los requisitos que te hemos comentado a lo largo de este post debes comprarla para preservar su salud. Así de claro. Es posible que cojan un berrinche si no ven ese motivo que han elegido, pero más vale prevenir que curar.

Esto es todo lo que te queríamos contar sobre las mochilas infantiles. Son objetos muy útiles y cómodos siempre que cumplan con todo lo que te hemos dicho.

Una pregunta: ¿Qué es lo que primero miras cuando vas a comprar una mochila para los peques de tu casa? ¿Crees que los consejos que te hemos dado son adecuados?

¿Te ha gustado este post? A nosotros nos encantaría que lo compartieses por tus redes sociales y se lo hicieras llegar a todos tus amigos y conocidos.

 

 

Publicado el 21/3/2019

       

RSS 2.0 (Bolsos vandi)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

CATEGORÍAS

ÚLTIMAS ENTRADAS

ARCHIVO

SÍGUENOS EN            

 

ENVIOS GRATIS
Para compras superiores a 50€

 

696094282
Horario: de 9 a 22 de lunes a viernes